El avance de las técnicas de tratamientos con láser ha permitido la solución de problemas médicos quirúrgicos y estéticos con métodos conservadores.

Una  de las últimas aplicaciones del láser ha sido para el tratamiento de la incontinencia urinaria y en la especialidad  ginecoestética. La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. Los síntomas pueden variar desde una filtración de orina leve hasta la salida abundante e incontrolable de ésta. Puede ocurrirle a cualquiera, pero es más común con la edad. Las mujeres la experimentan el doble en comparación con los hombres.

La incontinencia urinaria se presenta en el momento que la orina se escapa, con diversa periodicidad y en diferentes situaciones de la vida cotidiana.

Los tres tipos principales de incontinencia urinaria son:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo, con hechos diarios, cotidianos y forzados por la fisiología como la tos, los estornudos, la risa o cuando se realiza ejercicio.
  • Incontinencia imperiosa, que se produce cuando existe una necesidad urgente y de orinar. La vejiga se contrae y la orina se escapa. Evitar esa necesidad es el gran objetivo de los tratamientos que se pongan en marcha.
  • La incontinencia por rebosamiento tiene que ver con el funcionamiento de la vejiga, que no se vacía completamente y deja cierto goteo postmicción.

Nuestra unidad utiliza el láser Fotona, la más avanzada técnica para el tratamiento de estas dolencias. Este equipo es el único autorizado por la Food&Drug Administration (la Agencia del Medicamento de EE.UU.) y la Agencia Europea del Medicamento.