Criocirugía, el tratamiento que gana la batalla al cáncer

Noticia de Diario Sur

El Dr. Pedro Torrecillas, urólogo y coordinador del Centro Internacional de Criocirugía y Criomedicina, es uno de los pioneros de esta terapia en Europa y ha sido galardonado con numerosos premios y reconocimientos.

Destruir las células cancerígenas mediante la aplicación de frío controlado. En esto se basa la criocirugía, un procedimiento quirúrgico que permite eliminar el tumor de una forma natural, con una cirugía ‘limpia’, mínimamente invasiva y que ayuda a reforzar las defensas internas del organismo para combatir la enfermedad.

Como explica el Dr. Pedro Torrecillas, especialista en Urología y Andrología, el origen de esta técnica no es actual y se remonta a 1850, aunque no fue hasta 1999 que obtuvo la categoría de tratamiento por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA).

El Dr. Torrecillas, que recibió el pasado año el Premio Pasteur de Medicina por su aportación y trayectoria en el mundo de la criocirugía, es uno de los impulsores del Centro Internacional de Criocirugía y Criomedicina (ICCC), una institución pionera con sede en Málaga compuesta por un equipo médico multidisciplinar entre los que se encuentran los prestigiosos doctores Franco Lugnani, Jiménez Garrido, Alberto Urbaneja y Antonio Cueto, entre otros.

Este centro cuenta con el respaldo de la Fundación Haakon Ragde de Seattle (EE.UU.).

Investigación e innovación

Desde su fundación, el ICCC ha promovido la investigación y la aplicación de criocirugía en el tratamiento de tumores en próstata, riñón, hígado, mama, páncreas o huesos, entre otros. Asimismo, este equipo de referencia se convirtió en 2009 en el primero de Europa en tratar pacientes con cáncer de pulmón.

«A través de la criocirugía se elimina gran cantidad de masa tumoral en una sola sesión, con la posterior reabsorción por parte del organismo de las áreas destruidas», explica el Dr. Torrecillas. De este modo, durante el proceso se liberan antígenos del tumor, lo que da lugar a una reacción inmunológica del propio cuerpo.

Actualmente la criocirugía se realiza controlada con imagen ecográfica en tiempo real, en el caso del cáncer de próstata, o con escáner de control de imagen también en tiempo real, en otro tipo de tumores. «Todo se lleva a cabo de manera muy controlada, por lo que no hay prácticamente posibilidad de error si se realiza por profesionales y de manera reglada», explica el urólogo malagueño.

Gracias a esto, la técnica obtiene «muy buenos resultados» en la fase de órgano confinado (sin expansión del tumor), y «bastante positivos» en fases con metástasis tumorales otras zonas, logrando en estos casos prolongar el tiempo de vida del paciente mejorando la calidad de la misma.

De igual modo, esta técnica se puede asociar, si fuese necesario, a otras tradicionales como la quimioterapia y radioterapia.

Asimismo, en pacientes con la enfermedad más avanzada, es posible eliminar el dolor destruyendo los nervios.

En este sentido, el Dr. Torrecillas recuerda la importancia de acudir al especialista ante cualquier sospecha de enfermedad. «Se están infradiagnosticando las enfermedades por culpa del COVID, y los profesionales nos sentimos impotentes. Muchos pacientes llegan en estadios muy avanzados, y no hay que olvidar que el cáncer es curable cuando se coge a tiempo, en caso contrario solo podemos aspirar a cronificar la enfermedad y garantizar la calidad de vida», apunta el doctor.

 

 

Un premio a la excelencia

Gracias a este compromiso constante con la innovación y la investigación, el Centro de Criocirugía y Criomedicina de Málaga que dirige el Dr. Torrecillas obtuvo el pasado mes de diciembre el Premio a la Innovación biomédica y cirugía de la Asociación Europea de Economía y Competitividad.

El galardón, que se suma a una amplia lista de reconocimientos, destaca la labor del equipo por ser pionero y obtener grandes resultados en el tratamiento del cáncer de pulmón mediante la congelación de tumores.

Además, el Dr. Torrecillas es académico correspondiente de la European Academy of Siences, Arts and Literature; vicepresidente de la World Health Sharing Organization; académico de la Academia de Ciencias de la S. Ramón y Cajal y ha obtenido el European Award in Medicine y el Premio Nacional de Medicina S.XXI en Oncología, y el Premio Excelente Andalucía en Innovación Médica.

Share this article